Santo Domingo, RD

Cada día, 25 minutos de lectura y meditación en solitario culminan la preparación que Peter O’Brien ejecuta previo a los partidos. Al escuchar el llamado de playball se transforma en todo un guerrero, tan voraz que este año ha azotado el pitcheo en el torneo invernal.

Tras las prácticas de los Toros, mientras sus compañeros juegan a las cartas o escuchan música en el receso, O’Brien se aparta del grupo, se dispone a leer, realiza yoga como parte de su concentración para cada encuentro.

Es de los primeros en arribar al estadio, su primera pregunta siempre es la misma. ¿ A quién nos enfrentamos hoy?, refiriéndose al lanzador. La respuesta da apertura a investigar de inmediato sobre las cualidades que adornan al abridor contrario.

Trabajador natural y consistente, dueño de una rutina tan extensa que siendo un miembro de la alineación diaria batea en el segundo grupo en los entrenamientos, pues cuando llega a esta fase hace rato que ha permanecido un tiempo en la  jaula de bateo.

Los resultados no se han hecho esperar, pues el jardinero y designado de los punteros romanenses registra un desempeño ofensivo tan devastador que lo mantiene a la vanguardia en los renglones de jonrones, 9  y empujadas con 34, en ruta de convertirse en el primer pelotero en ceñirse estas dos patas de la triple corona desde que Yamaico Navarro, su hoy compañero conectó en el 2013-14, ocho vuelacercas y produjo 38 vueltas con el Licey.

De su lado, hay que remontarse al 1995-96 para encontrar al más reciente importado  y fue Sherman Obando con las Aguilas, quien dominó esos renglones con 7 jonrones y 31 empujadas.

“Mi preparación y dedicación ha tenido que ver mucho con mi éxito este año con los Toros, cuando vine aquí me puse varias metas a lograr y anhelaba mejorar mis estadísticas con relación a la campaña anterior”, señala el jugador, mientras conversaba con Listín Diario en momentos en que se uniformaba para el choque del lunes ante el Licey.

Aunque nació en Miami, el jugador de 29 años habla un perfecto español, producto de sus raíces latinas, pues aunque su padre Terry O¥Brien es americano, su progenitora Mercedes nació en la Habana, Cuba, lugar al que ha visitado en dos ocasiones que recuerde siendo un niño de unos 12 años.

Su madre se encargó de que hablara un perfecto español, así lo ha hecho, transformando esto a su bate que lo ranquean como un refuerzo de tanta solidez en el béisbol invernal que para muchos transita en el carril de adentro para conquistar el premio de Más Valioso.

Algo que también busca su compañero Jordany Valdespín.

El mayor atacante de los Toros
Su ofensiva ha ayudado a traer muchas carreras para unos Toros que dominan el circuito en anotadas con 221, encontrando en bases a compañeros como Jordany Valdespín, Dairon Blanco, Rubén Sosa, todos con más de 20 anotadas.

En una franquicia de los Toros, que el lunes estableció marca de victoria en una campaña con 32, que se convirtió en el único con al menos dos rachas de 10 éxitos en una misma estación, O¥Brien cuenta con sus propias hazañas en su portafolio, sus nueve vuelacercas son apenas uno menos que los disparados por George Bell en 1983-84 para ser dueño del récord del club. La diferencia es que el bateador de 265 en Grandes Ligas lo hizo en una jornada de 60 partidos.

Varias hazañas
Sus 34 producidas lo colocan en ruta de convertirse en apenas el tercer importado que en los últimos 32 campeonatos lidera el circuito en este renglón, solo Obando con 31 en 1995-96 y Joe Rickart con 32 en el 2015-16 con el Escogido lo han logrado.

Accionar en el Francisco Micheli, el  más difícil para los jonroneros limita a los nombrados sluggers de los Toros, este no ha sido el caso de O¥Brien esta estación y solo un milagro que realice su compañero Jordany Valdespín, le quitaría este renglón, cuando lo haga será apenas la segunda vez que un anaranjado se apodere de este liderato.

Primer líder CE desde Juan Melo
En empujadas, los casos también revisten mucha antigu¨edad, Juan Melo fue el Toro más reciente en liderar la liga en este aspecto con sus 39 en 2001-2002 y entre los importados se topan con unos refuerzos sagrados en la historia de la franquicia, Mike Brewer y Tim Tolman con 39 en 1985-86, así como Bobby Brower con 35 un año después.

Lideratos que posee.
Encabeza la Liga en jonrones, 9; empujadas 34; boletos, 35; bases alcanzadas 80; extrabases 20 y empujadas después de dos outs con 25.

Únicos Toros líder en jonrones.
Julián Yan y Kevin Koslofski formaron parte de 5 miembros que lideraron en H4 con 4 en 1991-92

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here