viernes, octubre 30, 2020
Inicio Tecnología Los mejores monitores curvos de 2018

Los mejores monitores curvos de 2018

0
90

Estos son los mejores monitores curvos de 2018, una serie de monitores que resultan perfectos tanto para trabajar como para disfrutar de los videojuegos, sobre todo gracias a su formato y su capacidad de ofrecer entretenimiento envolvente.

Los fabricantes necesitan, de forma continua, ofrecer nuevos productos para mantener el interés de la gente. Hay veces en las que esas novedades no son lo suficientemente atractivas como para captar usuarios, pero otras, aunque no demasiado significativas, sí existen mejoras.

Los monitores curvos han llegado para quedarse, ya que tienen muchísimo sentido en el mundo de los formatos ultrapanorámicos que están empezando a abundar. Hay muchos, y muy buenos, monitores tradicionales, pero ahora vamos con otra pregunta. ¿Merece la pena un monitor curvo?

La respuesta, como siempre, depende de vuestras necesidades, pero sí hay un par de situaciones más o menos objetivas que determinan la compra, o no, de un monitor curvo. La primera salta a la vista. Y es que, uno de los problemas de los monitores que no son IPS es la degradación del color cuando no miramos la pantalla de frente.

Consejos y guía para comprar un monitor

Un monitor muy, muy grande de formato 16:9 con panel TN puede no ser la mejor opción, ya que el color de los laterales no se va a corresponder con el que vemos en la parte central.

Ahí entra en juego una de las bondades de un monitor curvo, ya que gracias a su radio de curvatura, supuestamente, tenemos todos los puntos de la pantalla en el ángulo óptimo para disfrutar del contenido.

Por otro lado, si queréis un monitor 21:9, los llamados ultrapanorámicos, prácticamente se hace imprescindible que, cuando pasamos de las 29 pulgadas, sean curvos.

De esta forma tenemos, como acabamos de decir, todos los puntos a la misma distancia del ojo, pero además logramos una experiencia muy inmersiva, sobre todo a la hora de jugar.

Dell UltraSharp U4919DW

Desde su aparición en el mercado, los monitores curvos han evolucionado con características que beben de otros formatos, y para el gaming son, por ejemplo, una maravilla en grandes tamaños, pero también para trabajar, como os contamos hace unos meses tras nuestra experiencia con uno de los modelos de Samsung.

A continuación, os mostraremos los mejores monitores curvos de 2018 para todo tipo de usuarios.

Philips 278E8QJAB

Philips 278E8QJAB

Comenzamos nuestra lista de los mejores monitores curvos con un modelo que, si queréis un monitor curvo por el motivo que sea, no está nada mal. Se trata del Philips 278E8QJAB, un monitor de 27» con resolución FullHD que es bastante básico en todos los aspectos, pero que cuenta con un panel VA que resulta de lo más interesante tanto para jugar como para trabajar.

Características Philips 278E8QJAB
Tamaño 27»
Resolución 1.920 x 1.080
Panel VA
Relación de aspecto 16:9
Contraste 3.000:1
Brillo en cd/m2 250
Tiempo de respuesta 4 ms
Tasa de refresco 75 Hz
Conexión VGA / Jack 3.5 mm / DisplayPort / HDMI

Tiene un aspecto 16:9, lo que significa que es como un monitor convencional, pero »doblado» para que tenga el radio de curvatura justo. ¿Y por qué decimos que es »normalito»? Cuenta con un brillo no demasiado elevado, así como con una resolución que a las 27» se le queda pobre.

Sus 4 ms de tiempo de respuesta no están nada mal si queréis jugar, y si no tenéis una GPU de alta gama, no necesitaréis más de los 75 Hz que tiene como tasa de refresco. Es un monitor grande, con panel VA, curvo y barato. Si no necesitáis algo muy específico (el resto de ejemplos de esta lista sí lo serán), por 229 euros no está nada mal.

MSI Optix MAG27CQ

MSI Optix MAG27CQ

Los conocedores de las marcas tecnológicas sabréis que MSI es una compañía que se dedica, sobre todo, a crear hardware enfocado al gaming. Las tarjetas gráficas, placas base y portátiles gaming tienen una gran reputación en la actualidad, y el motivo es que usan componentes de primera calidad.

También tienen una serie de monitores gaming que no están nada mal, y uno de ellos es este Optix curvo. Se trata de un monitor en el que nos empezamos a poner serios en lo que a especificaciones se refiere. Cuenta con un panel VA con curvatura 1.800R (lo óptimo) y una resolución que acompaña de maravilla al panel de 27». Y es que, pasamos del FullHD para irnos a los 1.440p.

Características MSI Optix MAG27CQ
Tamaño 27»
Resolución 2.560 x 1.440
Panel VA
Relación de aspecto 16:9
Contraste 3.000:1
Brillo en cd/m2 250
Tiempo de respuesta 1 ms
Tasa de refresco 144 Hz
Conexión DVI-D / Jack 3.5 mm / DisplayPort / HDMI

El brillo no es demasiado alto, pero sí tenemos dos características que nos permiten catalogar este monitor como uno de los mejores monitores curvos para jugar. Y es que, tenemos 1 ms de tiempo de respuesta y una tasa de refresco de 144 Hz. Vamos, si tenéis una GPU que acompañe, jugar a esta tasa y a 1.440p es una gozada.

Aumentan las características y el precio empieza a subir. En PC Componentes podemos comprarlo por unos 524 euros y, como decimos, es uno de los mejores monitores curvos para jugar.

Philips 349X7FJEW

Philips 349X7FJEW

Empezamos a ponernos serios con uno de los mejores monitores curvos de 2018, el Philips 349X7FJEW que, tras su kilométrico nombre, esconde un panel de formato ultrapanorámico que puede darnos muchas alegrías.

Tanto para jugar como para la productividad, los monitores ultrapanorámicos tienen varias ventajas. Por un lado, si lo queremos para trabajar, podemos poner tres escritorios uno al lado del otro sin demasiados problemas.

Para el entretenimiento (películas y videojuegos) también son bastante apropiados porque eliminan las barras negras horizontales y dan una experiencia más cinematográfica en juegos. Eso sí, no son recomendados para shooters online, ya que hay mucha »pantalla» que cubrir…

Características Philips 349X7FJEW
Tamaño 34»
Resolución 3.440 x 1.440
Panel VA
Relación de aspecto 21:9
Contraste 3.000:1
Brillo en cd/m2 300
Tiempo de respuesta 4 ms
Tasa de refresco 80 Hz
Conexión 2 x HDMI /  1 x USB 3.0 / DisplayPort / Jack 3.5 mm

En este caso, tenemos un monitor con panel VA y un destacable brillo de 300 nits. No es HDR, pero es un nivel de brillo más que aceptable hasta que empiecen a llegar monitores HDR »real».

Sus 4 ms de tiempo de respuesta no molestarán a los jugones, a no ser que seáis profesionales de los deportes electrónicos, y las 34» llenarán el escritorio como pocos monitores son capaces de hacer. Por 599 euros puede ser nuestro.

ASUS MX34VQ

Asus MX34VQ

Unas características realmente similares tiene este monitor curvo de Asus. En diseño es bastante más elegante, pero en lo que a especificaciones técnicas se refiere, contamos con un panel VA, la misma resolución, formato, contraste y respuesta que el monitor de Philips.

Ahora bien, ¿por qué elegir este monitor curvo, entonces?

Características ASUS MX34VQ
Tamaño 34»
Resolución 3.440 x 1.440
Panel VA
Relación de aspecto 21:9
Contraste 3.000:1
Brillo en cd/m2 300
Tiempo de respuesta 4 ms
Tasa de refresco 100 Hz
Conexión 3 x HDMI / DisplayPort / Jack 3.5 mm

La respuesta es sencilla. Por un lado, tenemos 100 Hz, lo que nos permitirá exprimir algo más la gráfica para »poner» los juegos a más frames por segundo. Por otro lado, cuenta con una base que nos permite cargar el móvil, o cualquier dispositivo compatible, gracias al estándar QI.

También cuenta con altavoces y tecnología antiparpadeo propiedad de Asus. Es un poco más caro, 759 euros, pero si queréis un monitor curvo, está en la mitad de tabla tanto por especificaciones como por diseño y precio.

AOC AGON AG352QCX

AOC AGON AG352QCX

Los tres monitores que os traemos a continuación tienen muy claro el público objetivo. Se trata de monitores curvos para jugar, y por eso cuentan con algunas características diferentes frente a los otros modelos.

Empezamos con el AGON de AOC, un monitor curvo gaming que cuenta con una impresionante diagonal de 35» y formato ultrapanorámico. El contraste y la resolución no son muy elevados, pero en el caso del último factor, permite que la gráfica no se cargue tanto.

Vaya, podemos aprovechar la resolución del panel con una GTX 1070 o GTX 1060 sin problemas, así como su excepcional tasa de 200 Hz.

Características AOC AGON AG352QCX
Tamaño 35»
Resolución 2.560 x 1.080
Panel VA
Relación de aspecto 21:9
Contraste 2.000:1
Brillo en cd/m2 300
Tiempo de respuesta 4 ms
Tasa de refresco 200 Hz
Conexión VGA / HDMI / DisplayPort / USB 3.0

Si buscáis un monitor curvo para jugar, el de AOC es uno de los mejores en su rango de precio. Además, los monitores ultrapanorámicos para jugar deberían ser curvos para tener toda la acción »a golpe de ojo», por lo que si os interesa empezar a jugar en este formato, podéis entrar por unos 569 euros.

HP Omen x 35

Omen X 35

El Omen x 35 de HP también es uno de los mejores monitores curvos para jugar en 2018. Se trata de un modelo, también, de 35» que cuenta con panel VA y formato 21:9. Hasta aquí, datos que nos suenan.

Lo que cambia frente al de AOC es la resolución, que aumenta hasta los 3.440 x 1.440. Vamos a verlo todo más nítido, pero también necesitamos una gráfica más potente para poder mover todo esos píxeles.

Características HP Omen x 35
Tamaño 35»
Resolución 3.440 x 1.440
Panel VA
Relación de aspecto 21:9
Contraste 2.500:1
Brillo en cd/m2 300
Tiempo de respuesta 4 ms
Tasa de refresco100 100 Hz – G-Sync
Conexión 3 x USB 3.0 / DisplayPort / HDMI

Cuenta con 4 milisegundos de respuesta y »solo» 100 Hz, pero tiene tecnología G-Sync que sincroniza la frecuencia de las imágenes de la GPU y el monitor para que no haya defectos visuales como el tearing.

Es uno de los mejores monitores curvos para jugar, pero el G-Sync tiene un precio, y si queremos este monitor tendremos que desembolsar casi 850 euros.

Asus PG348Q

Asus PG348Q

Entramos en la gama alta de los mejores monitores curvos de 2018, y aquí empezamos a ver algunas razones por las que estos monitores tienen esa calificación.

El Asus PG348Q es un monitor curvo gaming de 34» que cuenta con la misma resolución que el de HP, pero a su favor tiene un panel IPS, en lugar de VA, un brillo de 300 nits y »solo» pierde un milisegundo de respuesta, que siendo IPS, es lo normal.

Características Asus PG348Q
Tamaño 34»
Resolución 3.440 x 1.440
Panel IPS
Relación de aspecto 21:9
Contraste 1.000:1
Brillo en cd/m2 300
Tiempo de respuesta 5 ms
Tasa de refresco 100 Hz G-Sync
Conexión 2 x DisplayPort / 4 x HDMI / 4 x USB 3.0 / Jack 3.5 mm

Tenemos un montón de conexiones para poder enchufar el PC, el portátil y varias consolas, así como una tasa de refresco de 100 Hz y la misma tecnología G-Sync que en el monitor Omen.

Tiene un LED que muestra el logo de Asus ROG en la mesa y un botón que la compañía ha denominado »turbo» para cambiar al vuelo la tasa de Hz, de 60 a 100 sin, eso promete Asus, sin consumir más recursos de la GPU.

El precio escala lo suyo, y podemos comprar este monitor curvo gaming por 1.079 euros.

Samsung LC49HG90DMU

Samsung LC49HG90DMUXEN

Salimos de la gama gaming para entrar en el top 3 de mejores monitores curvos de 2018. Uno de ellos, sin duda, es el enorme monitor de Samsung, que cuenta con una diagonal de 49» en formato ultrapanorámico.

Es complicado darse cuenta de lo que esto significa hasta que lo tienes delante, pero el monitor es muy, muy grande y nos vale para poner tres escritorios FullHD sin pérdida.

Características Samsung LC49HG90DMU
Tamaño 49»
Resolución 3.840 x 1.080
Panel VA
Relación de aspecto 32:9
Contraste 3.000:1
Brillo en cd/m2 350
Tiempo de respuesta 1 ms
Tasa de refresco 144 Hz
Conexión 2 x HDMI / Jack 3.5 mm / Mini DP / DisplayPort / USB Tipo-A

Además, podemos jugar perfectamente en él gracias a un tiempo de respuesta de solo un milisegundo y una tasa de refresco de 144 Hz. Es decir, no es un monitor gaming, pero tiene unas características más que apropiadas para ello.

¿El precio? 1.179 euros. Es para pensárselo, pero es de los mejores monitores curvos del mercado.

Acer XR XR382CQK

Acer XR XR382CQK

El Acer XR XR382CQK es uno de los mejores monitores curvos del año por una conjunción de diseño y prestaciones muy interesante. Cuenta con un panel IPS con un tiempo de respuesta de 5 ms y un brillo de 300 cd / m², que para ese tipo de paneles, no está nada mal.

La resolución es muy superior a la de otros paneles de la lista gracias a sus 3.840 x 1.600 píxeles. Esto permite tener más elementos en pantalla, ya que es un monitor enfocado a la productividad.

Características Acer XR XR382CQK
Tamaño 37,5»
Resolución 3.840 x 1.600
Panel IPS
Relación de aspecto 21:9
Contraste 1.000:1
Brillo en cd/m2 300
Tiempo de respuesta 5 ms
Tasa de refresco 75 Hz Freesync
Conexión 2 x HDMI / DisplayPort / USB Tipo-C

Eso sí, también podemos jugar sin problemas para aprovechar una GPU AMD gracias a la certificación Freesync que, básicamente, es parecido al G-Sync, pero sin un chip de por medio. Si queremos uno de los mejores monitores curvos del mercado, tendremos que desembolsar 1.269 euros.

LG 38UC99-W

38UC99-W

Cerramos la lista de los mejores monitores curvos de 2018 con una auténtica bestia. Y es que, no es el que más destaca en todas y cada una de sus características, pero sí combina muchos de los detalles sobresalientes de otros monitores de esta lista en un precio que no pasa de los 1.000 euros.

Es un monitor bastante equilibrado tanto para jugar como para trabajar. Si empezamos por esto último, nos encontramos una brutal resolución de 3.840 x 1.600 en sus 38», lo que nos permite poner cuatro escritorios tanto a lo ancho como a lo alto, una auténtica barbaridad.

Características LG 38UC99-W
Tamaño 38»
Resolución 3.840 x 1.660
Panel IPS
Relación de aspecto 21:9
Contraste 1.000:1
Brillo en cd/m2 300
Tiempo de respuesta 1 ms
Tasa de refresco 100 Hz Freesync
Conexión 2 x HDMI / USB 3.0 / DisplayPort / USB Tipo-C / Jack 3.5 mm

Si nos fijamos en las características gaming, encontramos que tenemos 300 nits de brillo (de nuevo, no hay HDR real), 100 Hz, Freesync y un tiempo de respuesta simulado de 1 ms, ideal para juegos.

La calidad de imagen es muy alta y tenemos un espacio de color del 99% sRGB que, además, viene calibrado de fábrica. Tenemos altavoces de 10 W y un software integrado para calibrar el espacio útil de pantalla sin tener que estar reorganizando las ventanas una a una.

Por 995 euros, cerramos la lista de los mejores monitores curvos de 2018. Ahora solo falta esperar a 2019 a ver si, por fin, llega lo que falta en los monitores: el HDR real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here